Pese a la piratería, el negocio de los videojuegos se mantiene sano en España


Europa Press comenta un informe presentado por DBK según el cual el volumen de negocio del mercado español de videojuegos creció en 2010 un 5% respecto al año anterior. El titular resulta curioso, sobre todo si se tiene en cuenta el informe realizado por ADESE (Asociación Española de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento) hace un par de meses que venía a decir lo contrario, presentando un descenso en el mercado del 5,2% respecto a 2009.
La diferencia estriba en que el informe de DBK tiene en cuenta en sus estudio los ingresos generados por la venta de juegos online, así como los juegos para dispositivos móviles, que han sido los principales impulsores de este crecimiento durante 2010. Desconozco por qué motivo estos contenidos no han sido considerados en el informe de ADESE, que por el contrario sí considera las ventas de hardware, pero si tenemos en cuenta que esta asociación viene defendiendo continuamente que la piratería está acabando con el mercado de los videojuegos, la conclusión es inmediata. O no, que cada cual extraiga la suya.
En cualquier caso, los datos obtenidos son claros y cualquiera puede ver una relación directa con la realidad del mercado. Los principales sistemas de entretenimiento llevan ya varios años en el mercado y han alcanzado su madurez, por lo que es lógico el descenso de ventas, mientras que el negocio del contenido para móviles ha explotado en los últimos tiempos. Parece claro, eso sí, que tomemos el estudio que tomemos los datos no son malos, especialmente comparados con otros sectores. Somos más pobres, pero seguimos jugando.

Comentarios

euti ha dicho que…
Incluso hay un dato más que se utiliza partidariamente según le interese a la gente: el descenso del 5,2% fue de ingresos. En cambio, el descenso en unidades fue del 2,94%. Esto, así a ojo de buen cubero, produce un descenso del precio del producto de un 3% aprox.

Quizá sea eso lo que no les ha gustado a los productores de juegos, que cada vez se venden juegos más económicos, sobre todo porque sus ahorros en costes son interesantes. Incluso me atrevería a decir que no se repercuten en el precio. Porque juegos bajados al móvil, o mediante venta online para PS3 o Wii, suelen valer poco menos de 5€ menos de lo habitual en tienda.

Tienen que entender que los videojuegos llevan el camino de la música: al democratizarlo, se permite el acceso de más gente a los medios, a precios más económicos. ¿Lo malo? Que reducen significativamente su posible porcentaje de crecimiento. A ninguna empresa le gusta, pero es el sistema actual en la era de las nuevas tecnologías...
Rafa Ceres ha dicho que…
Pues sí, es la historia de siempre. Reducir costes y manejar las cifras a su antojo. Y luego encima llorar, cuando nos están vendiendo contenidos que les cuesta dos duros crear (lo de los juegos para móviles es la gota que colma el vaso) a precio de "edición coleccionista". Pero bueno, esto no es nuevo, lo que importa es que aumente el beneficio.